Historia del Laicrimpo

   Contar nuestra historia es volver  a recordar,  es volver a pasa por el corazón  todas las vivencias  llenas de emociones. Contar nuestra historia  es ir al  baúl de los recuerdos, es ir a un espacio - tiempo  con una vibración  que solamente se puede  sentir cuando se vive.  Es ir a  revisar cajas,  desempolvar papelógrafos, fotos, cartas, invitaciones hechas a mano y enviadas por  correo postal y recibidas en estafetas, memorias escritas con máquinas de escribir, otras hechas a mano…Es volver a emocionarnos y revivir el proceso  de este movimiento que se atrevió a soñar que otra salud y otro mundo es posible.

   Recorrer nuestra historia desde el inicio de esta experiencia, inimaginada allá en el 1990,  nos permite sentirnos y ser parte del camino,  poder contemplar las huellas, las vivencias que va dejando la caminata y disfrutar agradecidos de la magia y del asombro de ser parte de la construcción  de este nuevo paradigma donde el centro es la VIDA: 

   Al contar la historia, descubrimos cinco momentos:

  • El primer momento, “Los inicios”, desde el 1ro. al 5to. encuentro, donde se fueron dando los primeros pasos, desde el ver la realidad de salud,  hasta poder escribir todes juntes, y después de una larga reflexión,  las líneas de trabajo hacia un proyecto de salud popular.
  • El segundo momento, desde el 6to al 9no encuentro, “La identidad”, donde estas líneas de trabajo, fueron las semillas que abonadas y regadas se afianzaron a partir de compartir  y profundizar  el concepto de salud desde la salud, salud de los ecosistemas y la salud en manos de la comunidad.
  • El tercer momento, del 10mo. al 13ro. encuentro, donde nos percibimos como una red saludable que contiene, que da afecto, que es solidaria, autogestionaria. Una red que es y transmite “alegremia”. Una red que se va entretejiendo, formando una “Red de Redes”, de personas, instituciones, organizaciones, provincias, países.
  • El cuarto momento, desde el 14to al 19no. Encuentro, donde vivenciamos cada vez más la "Biodiversidad" de personas, de plantas, de prácticas, de culturas, de saberes…De encontrarnos en la dimensión planetaria, en sintonía con el cosmos. Siendo vida dentro de la vida.
  •  El 5to momento, al decir de los mayas, luego de 20 años nace un nuevo ciclo, es el que estamos viviendo, el ciclo del Buen Vivir, camino hacia  “La tierra sin males”

                                                        

II Encuentro
Descripción

Se realiza en 1991 en  Avellaneda – Santa Fe, bajo el lema de “Medicina Alternativa”.

Los objetivos de este encuentro fueron:  

  • Compartir las experiencias de medicina popular de cada diócesis o provincia.

El eje articulador fue “La salud y las plantas”

Los temas abordados: Medicina alternativa: plantas medicinales. Participación popular. Rescate del Saber Popular. Creatividad en las experiencias.

Concurre un número importante de “doñas” campesinas y de zonas periurbanas, ya no solo participan las hermanas religiosas, lo que va ampliando la participación y la discusión. En esta oportunidad son las doñas quienes realizan un desarrollo interesante acerca del uso de las plantas medicinales, dando cuenta de la gran sabiduría ancestral, van surgieron saberes populares.

Se presentan diferentes experiencias de medicina popular que se estaban desarrollando en las comunidades, según el conocimiento de los participantes:Club de amigos, promotores comunitarios, investigación popular, murga de la gotita, trabajo con parteras, botiquín de hierbas, curanderos, articulación y capacitación, saber popular, trasmisión oral de prácticas de curación.

En este momento participan alrededor de cuarenta y cuatro personas provenientes de las provincias del NEA y algunos del vecino país Paraguay. Dentro de los participantes hay personas vinculadas a INCUPO (Instituto de Cultura Popular).

Con el convencimiento de la parábola del Junquillo: “Aunque al junquillo lo cubra una pesada y negra capa de asfalto, la fuerza de vida que tiene en sus raíces, tiene capacidad de vencer”, se tendieron las siguientes líneas de trabajo:

  • Proyecto de salud que integre: promoción, formación, concientización, información, prevención, medicina alternativa. Que sea comunitario.
  • Integrar: - otros profesionales, agentes de salud, otros sectores (Ej. INCUPO)
  • Comunicación: entre nosotros, la gente con la que trabajamos entre si, con otros laicos, con otras regiones y países vecinos.

El encuentro culmina con una frase muy motivadora:  “Camina con el Pueblo, vive con él, aprende con él, ama…y comienza con lo que él sabe y construye con lo que él tiene…”