Historia del Laicrimpo

   Contar nuestra historia es volver  a recordar,  es volver a pasa por el corazón  todas las vivencias  llenas de emociones. Contar nuestra historia  es ir al  baúl de los recuerdos, es ir a un espacio - tiempo  con una vibración  que solamente se puede  sentir cuando se vive.  Es ir a  revisar cajas,  desempolvar papelógrafos, fotos, cartas, invitaciones hechas a mano y enviadas por  correo postal y recibidas en estafetas, memorias escritas con máquinas de escribir, otras hechas a mano…Es volver a emocionarnos y revivir el proceso  de este movimiento que se atrevió a soñar que otra salud y otro mundo es posible.

   Recorrer nuestra historia desde el inicio de esta experiencia, inimaginada allá en el 1990,  nos permite sentirnos y ser parte del camino,  poder contemplar las huellas, las vivencias que va dejando la caminata y disfrutar agradecidos de la magia y del asombro de ser parte de la construcción  de este nuevo paradigma donde el centro es la VIDA: 

   Al contar la historia, descubrimos cinco momentos:

  • El primer momento, “Los inicios”, desde el 1ro. al 5to. encuentro, donde se fueron dando los primeros pasos, desde el ver la realidad de salud,  hasta poder escribir todes juntes, y después de una larga reflexión,  las líneas de trabajo hacia un proyecto de salud popular.
  • El segundo momento, desde el 6to al 9no encuentro, “La identidad”, donde estas líneas de trabajo, fueron las semillas que abonadas y regadas se afianzaron a partir de compartir  y profundizar  el concepto de salud desde la salud, salud de los ecosistemas y la salud en manos de la comunidad.
  • El tercer momento, del 10mo. al 13ro. encuentro, donde nos percibimos como una red saludable que contiene, que da afecto, que es solidaria, autogestionaria. Una red que es y transmite “alegremia”. Una red que se va entretejiendo, formando una “Red de Redes”, de personas, instituciones, organizaciones, provincias, países.
  • El cuarto momento, desde el 14to al 19no. Encuentro, donde vivenciamos cada vez más la "Biodiversidad" de personas, de plantas, de prácticas, de culturas, de saberes…De encontrarnos en la dimensión planetaria, en sintonía con el cosmos. Siendo vida dentro de la vida.
  •  El 5to momento, al decir de los mayas, luego de 20 años nace un nuevo ciclo, es el que estamos viviendo, el ciclo del Buen Vivir, camino hacia  “La tierra sin males”

                                                        

VII Encuentro
Descripción

 Montecarlo– Misiones - año 1997, se realizó VII Seminario LAI-CRIMPO-SALUD-NEA manteniendo el lema del año anterior “La Salud en Manos de la Comunidad”.

Al inicio del encuentro se realiza una celebración ecuménica, de la cual participan creyentes de muchas confesiones religiosas (iglesia evangélica unida, iglesia luterana, iglesia metodista, iglesia católica, iglesia evangélica del Río de la Plata, entre otras).

“…Este Dios, Nilataj, Tupá, Nenguechen, Namandú, Qaar'ot..Que tiene un sueño: el de la tierra sin males, tierra de la leche y de la miel que coincide con los mejores sueños de todos nosotros y que hoy expresamos con las ansias de pan compartido, miradas limpias con ojos de niños, manos samaritanas, economía de reciprocidad y de trabajo mancomunado, todos sentados en la gran mesa de la vida y la creación rodeados de música, de danza, de fiesta y de felicidad para todos…”

Al interior del movimiento, esta celebración deja entrever que ya no solo los practicantes y creyentes católicos, se encuentran reunidos para debatir, proponer acciones y compartir experiencias y poder romper con el modelo médico hegemónico de salud que ha priorizado el lucro, la exportación de recursos naturales, la destrucción de los cultivos y de la vida de los pueblos.

Durante el transcurso del encuentro se intercambian experiencias locales y zonales relacionadas con las líneas de acción: defensa de la vida y el medio ambiente, derecho a la salud, articulación, autogestión y protagonismo de la gente, rescate y valorización de la sabiduría popular.

Se analizaron las  Fortalezas:

  • Incremento de huertas orgánicas. (autoabastecimiento)
  • Mejoramiento en la calidad de la alimentación.
  • Clasificación de los suelos- Basura
  • Mayor conocimiento de la vida del suelo.
  • Concientización en el no uso de los agrotóxicos y del cuidado y recuperación del suelo en general.
  • Incorporación de plantas medicinales. Elaboración de cremas, tinturas, jarabes de hierbas.
  • Lucha en contra de las grandes represas, Corpus Paraná medio
  • Las relaciones humanas frente al  desequilibrio y la ambición
  • Se revalorizan nuevos saberes: Método Bio-energético, orinoterapia, masajes cepillados,
  • Digitopuntura.
  • Sistematización del saber popular
  • La gente es cada vez más protagonista de su salud.

Debilidales:

  • Dependencia de medicamentos de la farmacia
  • Entrega de agrotóxicos por parte del gobierno. Año electoral.
  • Asistencialismo
  • Falta de respuestas a la gente. En algunos lugares no se crearon nuevos grupos
  • No se avanza en gestiones de salud del estado
  • Las propuestas políticas debilitan el trabajo de las comunidades.
  • Lo socioeconómico
  • Falta de interés y compromiso
  • Falta compartir saberes
  • Falta un análisis profundo de la realidad.

A su vez se trabajaron en talleres simultáneos de los cuales podemos mencionar: control de peso y talla del niño sano,  coordinado por el grupo de las “doñas de Incupo”, reflexología podal, por las “doñas de Yguazú”; masajes, por las” doñas de Incupo,  árboles medicinales coordinado por el Coya Cametti y por el Dr. Guillermo Gaudioso de Eldorado.